domingo, 4 de enero de 2009

Sigue el hermetismo en torno a la salud de Teto Medina


Tendría el cerebro resentido de nacimiento. Los productores ocultan datos y aseguran que "su enfermedad es redituable".


Algunos medios de espectáculos intentaron comunicarse con el entorno del aclamado actor/conductor/mimo/monigote pero nadie cercano quiere dar respuesta alguna. Medina estaría sufriendo un severo trastorno mental de Grado Z. Según los médicos que lo asisten, el Grado Z es la última escala gradual de estupidez humana que puede anidar en la mente de un ser humano: "El lo intenta disimular bastante bien con pastillas y hierba medicinal pero configura una nueva patología que es no darse cuenta de lo que dice y menos de lo que piensa". Teto Medina se hizo conocido ya con el trastorno en su cerebro en marcha aunque pocos se percataron de ello. En ese contexto de gravidez humana compuso temas de baja valía y se presentó como un "auténtico idiota" ante las cámaras de televisión. Los productores sin embargo aducen que lo prefieren tener en pantalla porque "se trata de un buen tipo". Hoy en día se pone en duda si los productores en realidad están usufructuando a costa de la enfermedad de Teto, aunque ellos reconocen: "No le estamos tirando su reputación a los perros, el ya nació así".

Pirata´s news