martes, 29 de septiembre de 2009

Exigen más gases, menos "balas de salva" y 160 muertos para terminar con el "Conflicto social"

Lo pidió Mauricio Macri en el marco de las políticas de tránsito del Gobierno de la Ciudad y los reiterados cortes en los accesos.

Franchiotti. Debería ser emulado para terminar con el "caos".


Los famosos cortes y "piquetes" se volvieron una piedrita en el zapato para el poder y las fuerzas de inseguridad. "Nos viven atormentando" explicó un caco de la seccional del microcentro porteño. Sin embargo Mauricio que es Macri con sus dichos fue más allá en el debate por "limpiar las calles" y además de crear la policía metropolitana, la antipiquetes y la parapolicial de civil sostuvo hoy por la mañana que un "un poco de sangre no le hace mal a nadie". Fuentes vinculadas a altos funcionarios del Gobierno de la Ciudad revelaron a este matutino que la política de "asesinato" se va a implementar en las calles ante el recrudecimiento del conflicto social. "Es momento en que extrañamos a un Franchiotti o un Abelardo "picana" Patti, no podemos hacer rehenes a los ciudadanos de a pie de los reclamos sectoriales" explicó la fuente consultada.


Macri que sigue una “línea” clara de inseguridad en Capital aconsejó a las autoridades de la Provincia de Buenos Aires a "tomar el toro por las astas" y exigió "necesitamos más gases, menos balitas de salva, y si te descuidas 160 cadáveres podrían bien terminar este conflicto social, que quieras o no, repercute con cortes de calle principalmente en nuestra glamorosa ciudad" subrayó. Macri al remarcar los 160, se refirió directamente a esos revoltosos que fueron dejados en la calle por Kraft la ex terrabusi, y ahora reclaman injustamente por lo que no les pertenece.

No obstante para los matutinos, el "conflicto social" han "reaparecido", Noticias piratas se incluye aunque desconoce cuando había desaparecido. Otro funcionario Rodríguez Terreta ratificó las barbaridades de su jefe y explicó que "el hambre, la pobreza, la indigencia, el desempleo y la falta de vivienda está afectando directamente en la política de doble mano que se está instrumentando para ciertas avenidas de la populosa Buenos Aires". "Los despiden en provincia y cortan en Capital, deberíamos emular el patriótico arrojo del comisario retirado Alfredo Franchiotti, nave insignia de una buena disuación, hoy por hoy es la única manera de negociar con estos violentos" concluyó el empleado del mes del Gobierno porteño.

1 comentario:

MONA dijo...

Ah!!! bueno... ¿eso nomás necesita para terminar con el caos? Pero solamente el del tránsito... Dale, preguntale cuántos muertos hay que poner para terminar con todos los caos que existen... de ésos que aparecen en la tele, digo...
Saludos

Pirata´s news