lunes, 2 de marzo de 2009

"Diccionario político Argentino" por Editorial Noticias Piratas, pídaselo a su canillita amigo

Image and video hosting by TinyPic
Oposición: grupo de políticos que se opone al oficialismo y sus políticas se basan en ser solo lo opuesto de lo que se opone.
Confrontación: dicese de un gobierno que no dialogan con fuerzas políticas opuestas, ni tranzan con sectores económicos acomodados. Los medios utilizan el sustantivo como una forma de “anormalidad” político-pública.
Doble comando: automóvil o avión que puede ser manejado por una persona y también por un comando automático.
Los kirchner: grupo de gente que se reune a tomar el café a la tarde y son todos de apellido Kirchner.
Estilo k: se atribuye a Nestor y Cristina como poseedores de una forma de actuar aún indefinida. También se encuentra el Estilo M: vender el país y flexibilizar la economía hasta dejar a los trabajadores en la calle. Estilo FdlR: irse del país cuando se confiscan los ahorros y demostrar cintura política cero en momento críticos. Estilo triple A: matar a todo aquel que tengan una ideología opuesta. Estilo ED: estilo que se caracteriza por cooptar intendentes del conurbano, llegar al poder mediante operaciones políticas e irse asesinando a dos jóvenes en una protesta social.
Sociedad Rural: nido de ratas fascista que trata de juntar al pueblo campestre para que no se toquen sus negocios rentables. Si bien la alianza de clases no se da nunca porque es fictícia los medios de comunicación hacen el resto.
Retenciones: cúmulo de dinero que se disputa un sector económico para que no pase a las manos que realmente lo necesitan y/o a quienes le pertenecen.
Pagos al fondo: son los vencimientos de deuda que ningún gobierno argentino puede dejar de hacer si tiene como objetivo llegar al poder.
Presidente: nombre con que se llama a una presidenta mujer.
Crisis de gobernabilidad: cuando medios de comunicación y sectores económicos influyentes meten palos en la rueda a los gobiernos que hacen políticas contrarias a esos sectores.
Política social: bandera de acción que se saca a relucir en momento de elecciones.
Populismo: nombre con que la derecha argentina designa políticas a favor del pueblo. Por metonímia designa también a quienes tienen un discurso que incluye de alguna u otra manera al pueblo y no a los industriales, pooles de siembra, multinacionales u otros sectores poderosos.
Conservadores: masa mayoritaria del pueblo argentino que en coyunturas políticas (cuando tocan su bolsillo) sale a relucir cacerolas.
Pingüinos: aves marinas que caminan con el cuerpo erguido, no son voladoras y estan adaptadas al buceo propulsados por las alas.  Se los suele encontrar en aguas frías.
Interior: enorme extensión del país que solo importa cuando existe una catástrofe climática.
Planes canje: anuncios políticos que nunca se comprueban en la práctica.
Campo: imaginario ficticio de un colectivo inexistente.
Mesa de enlace: grupo de políticos que se detestan entre si pero se apoyan para que sus políticas puedan tener alguna influencia mediática.
Pequeños productores: sujetos productores de campo a quienes nunca llegan las medidas del gobierno ni los beneficios de los reclamos.
Peones: empleados de campo que nunca tienen jubilación.
Gestión: sobreactuación en torno a una acción política que lleva a sobrevalorar las decisiones políticas (se traduce en votos de derecha).
Rentabilidad: dicese del dinero que con la inverosímil excusa de ser utilizado para la inversión nunca llega a los trabajadores.
Fusilado: dicese de un policía que es muerto por delincuentes, no se aplica a la inversa.
Subsidios: dinero que se negocia entre un gobierno y una empresa que brinda un servicio. El objetivo es que las dos partes salgan ganando, a costa de los usuarios.

3 comentarios:

Buenos Ayres Blog dijo...

Muy bueno, tendrían que implementarlo en la secundaria.

Un saludo.

Analía dijo...

jeje, muy bueno. En el Laraousse no dice eso.
"Campo: imaginario ficticio de un colectivo inexistente."
el de los peones tb. esta bueno

Jimena dijo...

Está muy bueno, la único objeción que tengo es que la mayoría de la gente cree que la palabra "presidente" necesariamente designa a un varón, cuando en realidad es una palabra que no tiene género.Por eso me parece un femenismo exagerado hacer la distinción presidentA.
Pero bueno, no toda la sociedad conoce demasiado su lenguaje...

Saludos.

Pirata´s news