viernes, 19 de diciembre de 2008

Política social: arman una canasta "demasiado básica" para estas fiestas

El gobierno nacional diagramó una canasta navideña que da más que hablar que de comer. Según los que saben esta canasta no superará la línea de la pobreza y su liviandad atemoriza a más de un flacucho. La canasta alcanza "precios siderales" por lo bajos, e irrisorio en cuanto a cantidad y calidad. Por su parte los consumidores esgrimen que la canasta es buena pero se la comen antes de llegar a la casa.

Cristina anunciándo lo "básico" de la canasta navideña

La conferencia duro 70 minutos y alcanzó para explicar las medidas progresistas de fin de año. Cristina Kirchner mostró su cordial sonrisa y vaticinó un "futuro prometedor", el día que asuma un nuevo gobernante. Para la presidenta la medida de la canasta navideña "demasiado básica" es una política de estado que se hace en conjunto con las provincias, cada gobernante puede sacar del presupuesto para la canasta lo que le parezca. Cristina se tomo el tiempo para nombrar una serie de productos de vital importancia a tener en cuenta para esta navidad: pan dulce, budín, gaseosas, jugo en polvo, chivito, cordero, asado, vacío, garrapiñadas, sidra, Mantecol y confituras. Según la presidenta todos esos productos son con los que no deberemos contar a la hora de pensar la canasta progresista y si contaremos con una fiesta felíz, proyectando un futuro pletórico de alegría. Cristina, sostiene que "esta medida beneficia sobre manera a la mujer Argentina - declaró entre risas- de esta manera nos garantizamos llegar en forma para el verano" sostuvo la mandataria.

Para el Secretario de la Cartera de Cocodrilo "estas medidas son retroactivas", es decir que los pobres recibirán una canasta que se adeuda de hace años pero esgrimen que igual "tal vez no alcance" aunque ese "tal vez" y ese "alcance" puedan llegar a ser lo suficientemente relativos como convenientes. Por otra parte Randazzo, un ministro de opinión calificada agrega: "La canasta navideña dejará feliz a más de uno, sobre todo aquellos que no necesitan comprarla, por eso esta medida apunta a cubrir barrios como Recoleta o Belgrano, los cubrimos para que se puedan cagar bien cagados en quienes no pueden comprar esos productos".

Canasta navideña de 1940 en Argentina


Elisa Carrio por su parte, salió al cruce de la canasta para ver si podía manotear un pan dulce, pero la canasta estaba vacía. "Este gobierno es una mentira, tan mentira como las denuncias que le hago, son patéticos, me hacen acordar a esa vieja y querida frase: que se vallan todos, hasta yo me quedé" esgrime Lilita. Por su parte Julio Cobos no quiso dejar caer su opinión en saco roto: "Este gobierno es un desastre, basta ver las políticas que tiene, como se maneja en su interna, son absolutamente incompetentes, ni siquiera supieron elegir un vicepresidente que este a favor de ellos" recalcó el lacayo de la oposición.

Muchas voces se aúnan para denunciar a la canasta, aunque la canasta corre y corre para que no la lleven presa. Mientras el enigmático Néstor K, en el enigmático Olivos diseña con lapicera fina y ojo certero como debe estar armado el paquete de medidas. Algunos ya aseguran que la canasta de tan básica ya es todo un éxito y que sale volando, de lo liviana que es.

Por su parte los líderes rurales como De Angeli y el querido Buzzi aseguraron en tele conferencia que quieren aportar su granito de arena a la playa. Según Buzzi cuando reciban una ganancia extraordinaria estimado en 300 % sobre un monto de 80 dólares el kilo de soja limpio de polvo y paja, aportarán para el 2010 una gallina deshuesada en la mesa de cada argentino

1 comentario:

Analía dijo...

ja, excelente, como siempre.
La canasta de $9 está valuada segun el INDEC.

Pirata´s news